MI  CORAZON  INMACULADO  TRIUNFARÁ

EL MOVIMIENTO SACERDOTAL MARIANO

Para conocer el Movimiento Sacerdotal Mariano entra en las siguientes secciones.

El MSM es una pequeña semilla plantada por la Virgen en el jardín de la Iglesia. Muy pronto se ha hecho grande árbol que ha extendido sus ramas en todas partes del mundo...

Se puede decir que el M.S.M. actúa en todos los ámbitos de la vida eclesial en el cual se encuentran personalmente empeñados sus miembros, desde las casas religiosas a las parroquias desde…

El instrumento que ha difundido el Movimiento Sacerdotal Mariano en todas partes del mundo es el Libro: A los Sacerdotes hijos predilectos de la Santísima Virgen. Este Libro contiene las inspiraciones que el padre Esteban, ha recibido en la forma que la teología…

Orar en el espíritu del MSM
en tiempo de pandemia (COVID-19)

Mensaje de don Luca Pescatori

Queridos miembros del MSM,

La emergencia sanitaria del coronavirus ha llegado velozmente a todas las zonas del mundo limitando casi en todas partes las posibilidades de encuentro. No obstante esto, muchos de vosotros en todos los continentes habéis propuesto nuevas formas de cenáculo: sea directamente vía Internet, sea sugiriendo en diversos horarios orar juntos cada uno en su propia casa, sea con chats internacionales donde se condividen los horarios de los cenáculos en ciudades de diversas Naciones… En este modo se está unidos espiritualmente y se quiere ofrecer a nuestra Madre celestial aquElla oración que Ella nos ha pedido con insistencia para ofrecerla, en su Corazón Inmaculado, a la Santísima Trinidad. Deseo ahora daros un criterio con el que orar.

 

Este es con certeza un tiempo de prueba.

El sufrimiento ha llegado improvisadamente a tantas familias golpeadas por el luto, por la enfermedad y por los disgustos sociales que están surgiendo de ello. La alarma por el contagio es tal que en casi todo el mundo se ha pedido a los fieles que no participen a la Santa Misa y muchas iglesias están cerradas. Es una gran prueba para la Iglesia, paralizada en su vida pastoral y para los fieles, que además de las sufrimientos actuales se ven privados del único verdadero Tesoro, el Señor Jesucristo Eucarístico.

En este sufrimiento muchas personas no advierten como problema el no poder vivir la misa y recibir la carestía: de hecho Jesús eucarístico pasa a un segundo plano frente a las exigencias actuales de la vida terrena que – con tanta generosidad – se busca defender de todos modos.

Queridos amigos todos del MSM, que queréis ser guiados por la Virgen a la luz de su Corazón Inmaculado... Ella siempre nos ha pedido ser “bálsamo de amor” para esta humanidad sufriente. Ella nos llama con insistencia a la enseñanza de Jesús: en la base del amor fraterno está el camino del reino de Dios, la vida de fe en la Iglesia y en la fidelidad al Evangelio, en la riqueza de los sacramentos y en la práctica de las virtudes… Ella nos socorre para que nosotros mismos socorramos a los otros,  para que seamos la continuación con Ella de la Obra de Salvación de Su Hijo.

En muchos corazones el calor de la Eucaristía arriesga de enfriarse por esta tempestad: nuestra oración (y nuestro ofrecimiento) en este tiempo de pandemia no puede ser sólo para la necesaria liberación del virus, sino para que en este sufrimiento todos nosotros en la Iglesia podamos crecer en la fe, crecer en el amor a Jesús Eucarístico, que en este tiempo está siendo negado casi en todas partes, y para que todos los hombres encuentren la necesidad de buscar a Dios y de escucharlo, dejar todo lo  que es pecado y dejarse interiormente curar por El.

Jesús nos dice: “buscad primero el Reino de Dios y el resto os será dado” (Mt 6,33). Si pedimos sólo la liberación del mal terrenal y no del espiritual, estamos fuertemente desequilibrados y venimos a menos en la dimensión más verdadera de nuestra vida. Jesús dice a propósito de la enfermedad del amigo Lázaro: “esta enfermedad no es para la muerte sino para la gloria de Dios” (Jn 11,4) este sufrimiento del coronavirus no puede ser sólo para la muerte ni siquiera sólo para la vida terrenal… Jesús espera que afrontemos esta prueba como una llamada que nos haga crecer en la fe y vencer al maligno: así de esta dura prueba saldremos curados también interiormente y esto será para gloria de Dios.

 

La Virgen nos enseña a no bloquearnos en nuestros problemas terrenos sino a mirarlos con sus ojos: la medicina para curar nuestra vida del maligno viene del Corazón de Jesús (11 de feb de 1977; 19 de abr de 1992), del cual Ella misma nos es dada para sanarnos (14 de feb de 1985; 11 de feb de 1993): así nosotros mismos podremos ser medicina para nuestros seres queridos, la Iglesia, el mundo, en una vida más animada por el Espíritu Santo que nos renueva (13 de sept 1984; 3 dic 1986).

A los pastorcitos de Fátima ha enseñado a afrontar las pruebas “transfigurandolas”, buscando en el Señor la fuerza y la meta de todas las cosas: “O Jesús, es por tu amor, por la salvación de las almas y para reparar los pecados cometidos contra el Corazón Inmaculado de María”.

En Lourdes nos ha dejado el signo bellísimo del agua de la fuente y después nos ha explicado el sentido: “lavados en la fuente” nos dice muchas veces (11 de feb de 1977, 1995), y es la Gracia de Dios en los sacramentos, en particular  la confesión. Con esta agua milagrosa y el signo de las curaciones físicas, Ella nos enseña que nuestra salud terrena es una imagen del camino para la salvación eterna: no quiere para nosotros sólo la salud terrena, para la cual nos protege y está contenta como toda buena Madre, pero Su gran Obra es hacernos vivir cotidianamente en la Gracia de Dios, en la salud  espiritual, curados del pecado y “vacunados” contra la apostasía.

Queridos amigos, dejémonos enseñar por nuestra Madre para afrontar también esta prueba. “Si no se habitúan ahora a buscarme a Mi sola, a escucharme a Mí sola, a confiarse a Mí sola, ¿cómo podrán encontrarme en el momento de la gran tempestad, cuando todo esté dentro de la oscuridad? ¡Se habitúen ya desde ahora a verme como luz en todas sus acciones!” (10 feb 1974)

Es justo y necesario orar para el fin de esta brutal pandemia pero, a Su Movimiento, la Virgen pide “trabajar” y “combatir” por las almas de los enfermos y de los sanos con los cenáculos, la Consagración a su Corazón Inmaculado y el amor a Jesús Eucarístico (donde las iglesias estén cerradas, se puede aprovechar al menos la Adoración en streaming), para salir de esta prueba crecidos en la fe, junto a nuestros hermanos y hermanas, y así  con Su Obra la Iglesia de un paso adelante hacia el triunfo de Su Corazón Inmaculado y de Jesús Eucarístico, para gloria de la Santísima Trinidad.

 

Unidos en el Corazón Inmaculado de María y en el Corazón Eucarístico de Jesús.

 

2 de abril de 2020

P. Lucas Pescatori con el Consejo Espiritual del MSM

Restricciones por causa del virus  COVID 19

Mensaje de don Luca Pescatori

Queridos miembros del MSM,

las disposiciones de seguridad para la salud pública emanadas por los Gobiernos de muchos Países, y las decisiones tomadas por muchas Conferencias Episcopales a causa de la difusión del virus  COVID -19, limitan las posibilidades de reunirse en lugares públicos y también en las iglesias, para evitar la posibilidad de contagio. Esto está haciendo a veces difícil en estos países el reunirse para los Cenáculos.

Está también la tentación de contentarse y decir “no podemos hacer el Cenáculo” en vez de preguntarse “¿cómo podemos hacer el Cenáculo en esta situación?

El 10 de junio de 1987 nuestra Madre nos ha dicho: “…llamo a todos los hijos de la Iglesia a recogerse  Conmigo en Cenáculos de incesante oración.

Sobre todo, deseo que se recite con frecuencia el Santo Rosario, especialmente por los pequeños, los enfermos, los pobres y los pecadores.

Envolved al mundo con la cadena del Rosario para obtener para todos gracia y misericordia.

Multiplicad vuestros Cenáculos de oración. ( 10 junio 1987)

Ya en 1974 nos había enseñado: “No es necesario que sean reuniones numerosas: aun con dos o tres puede ser suficiente. Estos encuentros deben formar verdaderos y propios Cenáculos de oración.

Porque entonces Yo misma soy la que en ellos cumplo mi misión materna de interceder ante Dios por todos mis hijos.” ( 17 enero 1974)

 

Os recomiendo por tanto en este momento en el que la atención a la salud pública debe limitar nuestras posibilidades, de recordaros el gran valor de los cenáculos para la Iglesia y para el mundo, de no perder el don y no faltar a la gracia del Cenáculo... Multiplicadlos donde es posible  y -donde no sea todavía posible volved a reunirse como antes -   transformad provisionalmente los Cenáculos regionales o diocesanos en muchísimos cenáculos familiares o sacerdotales, de modo que ninguno falte a la petición y a las expectativas de nuestra Madre Celestial. Donde no es posible salir de casa o reunir a otros miembros del MSM en otras ciudades, rezar el Rosario todos juntos a la misma hora leyendo después un mismo mensaje y renovando la Consagración al Corazón Inmaculado de María, en unión espiritual entre vosotros y con todos los miembros del MSM en el mundo; podéis también probar hacer un cenáculo con las videoconferencias (por ejemplo Skype o Whatsapp).

 

Los cenáculos son un don del Corazón Inmaculado de María para nuestro tiempo, con ellos estamos siempre unidos a Ella para invocar el don del Espíritu Santo, en esta especial y difícil Hora de Gracia.  

8 marzo 2020

don Luca Pescatori y el Consejo Espiritual del MSM

USO PÚBLICO DEL LIBRO
“A los Sacerdotes hijos predilectos de la Virgen”
Comunicado del P. Laurent Larroque

Un Sacerdote siciliano, en situación de rebelión contra la Iglesia Católica, está utilizando el nombre de Movimiento Sacerdotal Mariano y el Libro “a los Sacerdotes, hijos predilectos de la Virgen” que es el patrimonio espiritual de este Movimiento, para sus fines de rebelión contra la Iglesia.

El Movimiento Sacerdotal Mariano, una posición neta contra esta actitud de rebelión y no hace esta las declaraciones que este Sacerdote podría hacer utilizando citas de nuestro Libro sacándolas de contexto y sin conocer la espiritualidad mariana del cual es portador. Ciertamente el espíritu de rebelión no concuerda absolutamente con el espíritu de María.

Repetimos con la máxima fuerza los tres compromisos característicos de nuestro Movimiento:

1) la Consagración al Corazón Inmaculado de María;

2) la unión con el Papa y con la Iglesia unida a él;

3) llevar a las almas a la devoción a María.

Estos tres compromisos se reflejan en el acto de Consagraciónal Corazón Inmaculado de María que desde hace 46 años ha sido repetido en todo el mundo por tantos miembros de la jerarquía, por centenares de miles de Sacerdotes y por millones de fieles, en particular a propósito de la fidelidad al Papa:

“Sobre todo queremos estar unidos al Santo padre y a la jerarquía, con la firme adhesión a todas sus directivas, así de o poner una barrera al proceso de contestación al magisterio, que amenaza los fundamentos mismos de la Iglesia.

Bajo tu materna protección queremos ser los apóstoles de esta, hoy tan necesaria, unidad de oración y de amor al Papa sobre quien invocamos de ti una especial protección”.

El papa legítimo es el Papa Francisco. Un sueño famoso de don Bosco nos muestra la Iglesia como una gran nave, en la tempestad y el medio de sus enemigos, siempre guiada por el Papa, para anclar la Iglesia a las dos grandes columnas el medio del mar: la carestía, “Salus credentium”, y María,” auxilium christianorum”.

Quien separa estos tres “criterios de catolicidad” pierde la catolicidad y se ha hecho indigno por eso de hablar no sólo a nombre de un Movimiento y dio un Libro que no conoce, sino incluso a nombre de la Iglesia misma.

 

Como, 18 julio 2018

El Responsable General del MSM y su Consejo Espiritual

SECCIONES
SEÑAS

MOVIMENTO SACERDOTALE MARIANO

CENTRO INTERNAZIONALE

Via don Giovanni Bosco 3 - Lora

22100 Como - ITALIA

info@msm-mmp.org

INSCRÍBETE A LA FUTURA NEWSLETTER
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Google+ Icon
  • Grey Instagram Icon

Visitas totales desde 2018